Enrique Agüera lleva siete puntos de ventaja a Tony Gali

Si hoy fueran las elecciones para Presidente Municipal de la capital del Estado de Puebla, el candidato de la Coalición “Mover a Puebla” Enrique Agüera Ibáñez ganaría al candidato de la Coalición “Puebla Unida” por una diferencia de 7.2 puntos porcentuales.

Esto es lo que nos arrojó la más reciente Encuesta de Preferencias Pre-Electorales que levantamos en el BEAP en el Municipio de Puebla, los días 13 y 14 de abril, a una muy robusta muestra representativa de ciudadanos (2,800 encuestados, divididos en 400 por cada Distrito capitalino), habitantes de este entorno geográfico. Las entrevistas son en campo, cara a cara, domiciliarias y en puntos establecidos mediante nuestro propio programa de muestreo. NO es una encuesta telefónica, es en campo. Toda encuesta telefónica tiene un sesgo notable en el ámbito partidista, generalmente favorable al PAN o a sus candidatos.

Es interesante observar que el abanderado de la alianza PRI-Partido Verde Ecologista de México posee una mejor intención de voto ciudadano que su propia opción partidista, pues en el terreno de la confrontación entre las dos coaliciones, existe al día de hoy menor ventaja de “Mover a Puebla” sobre “Puebla Unida” en la contienda por la Alcaldía capitalina.

Pero ventaja al fin, porque lo más interesante de la confrontación partidista es que ya no existe la enorme ventaja del PAN sobre el PRI que existía como resultado del proceso 2010, cuando en meses posteriores el blanquiazul llegó a tener más de 20 puntos porcentuales sobre el PRI. Ahora NO hay tal ventaja. Lo dije hace unas semanas cuando publicamos nuestra última encuesta: las preferencias están en empate y hasta con una pequeña ventaja para la alianza “Mover a Puebla”. Esa es la realidad al día de hoy.

Será interesante observar, pues, por qué van a votar los poblanos; si por la “marca” de las alianzas o bien por la figura y arrastre del candidato. He ahí el gran reto para el desarrollo de estrategias de las dos mejores opciones partidistas de acuerdo a todas las mediciones demoscópicas que se han realizado hasta el momento.

El diseño de los cuestionarios aplicados es diferente a los ejercicios demoscópicos que levantamos hasta hace unas semanas, cuyo objetivo era conocer el posicionamiento de personajes que buscaban candidaturas y de ahí inferir la intención de voto que despertaban al momento del levantamiento. Esa metodología es para procesos internos y diluye el voto partidista entre muchos aspirantes del mismo bando.

En esta primera medición pre-electoral en sí, ya preguntamos sobre candidatos con partido (alianza, pues) que lo respalda. De esta manera, la primera pregunta que hicimos fue: “En las próximas elecciones para Presidente Municipal de Puebla, usted ¿Por quién votaría si los candidatos fueran…? Y a continuación les leemos las opciones de candidatos con el partido o alianza que lo respalda, auxiliados por la propia lista de nombres con sus logos partidistas.

Los resultados de esta pregunta fueron:

Al momento del levantamiento de la encuesta, Enrique Agüera Ibáñez, de la Coalición “Mover a Puebla” obtendría un 39.5% de los votos ciudadanos, mientras que Antonio Gali Fayad, de la Coalición “Puebla Unida”, obtendría el 32.3 % de los sufragios. Por Zeferino Martínez del PT votaría el 3.6% y por José Juan Espinosa de Movimiento Ciudadano votaría un 2.3% (obviamente, estos dos últimos personajes no son aún precandidatos oficiales de sus partidos, pero los medimos porque son los que se han estado mencionando en distintos medios, aunque efectivamente puedan cambiar… que eso no haría variar casi nada los otros resultados, por cierto).

Reitero: Es importante remarcar que, a diferencia de otras encuestas que hacíamos recientemente, aquí ya no preguntamos por varios personajes de los distintos partidos, sino que éste es prácticamente el escenario real en el que contenderán los candidatos, por lo que el ciudadano ya toma UNA decisión sobre por quién votar para la Alcaldía capitalina.

Después preguntamos por las distintas opciones (tanto alianzas como partidos) que contenderán el próximo 7 de julio, nombrándoselas a los ciudadanos y diciéndoles cuáles partidos las integran (o sea, estas respuestas no son espontáneas, sino inducidas pues se les dice los nombres y partidos). Es la forma más cercana para conocer preferencia pre-electoral por opciones partidistas (NO es con urna ni boleta simulada, sigo sosteniendo –desde hace 14 años- que esa metodología inhibe un poco al encuestado y puede desconfiar de emitir naturalmente su opinión… respeto a quien lo hace así, pero a mí me ha funcionado de la manera descrita desde hace muchos años, pues).

La pregunta fue: “Si hoy fueran las elecciones para Presidente Municipal de Puebla, Usted ¿Por cuál de estas opciones partidistas votaría: “Puebla Unida” del PAN, PRD, PANAL y Compromiso por Puebla; “Mover a Puebla” del PRI-Partido Verde Ecologista; Movimiento Ciudadano; Partido del Trabajo (PT) o Partido Social de Integración (PSI)?” y los resultados fueron:

Al día de hoy, por “Mover a Puebla” del PRI-PVEM votaría un 38.5%, mientras que por “Puebla Unida” de PAN, PRD, PANAL y Compromiso por Puebla sufragaría un 36.7%. Por el PT votaría 5% de los ciudadanos; por Movimiento Ciudadano 3.1% y por el PSI un muy escaso 0.4% (y eso porque se los mencionamos). Es decir un cuasi empate técnico entre las dos Alianzas principales, con ligera ventaja para “Mover a Puebla”, al momento del levantamiento de la Encuesta.

CONCLUSIONES:

  1. El candidato del PRI-Partido Verde Enrique Agüera Ibáñez parte con una ventaja de poco más de 7 puntos sobre Antonio Gali Fayad antes de que comience la campaña electoral. Sin campaña, sin discursos, sin propuestas, sin debates, sin espectaculares, sin spots de TV, sin apoyos y sin un largo etcétera.
  2. No obstante, la preferencia por Coaliciones se encuentra en una muy cerrada disputa que significa un virtual empate técnico. Pero ya NO existe la supuesta ventaja del PAN sobre el PRI que muchos pensaban y siguen pensando.
  3. La contienda por la Presidencia Municipal –lo hemos venido advirtiendo desde hace mucho- será cerrada y seguramente todo se decidirá en el transcurso de la campaña.
  4. La interrogante sigue siendo por qué votará la ciudadanía, si por el candidato o por la preferencia partidista.
  5. Como siempre comento y aclaro: Faltan más de dos meses y medio para la votación efectiva de la ciudadanía, el próximo 7 de julio. Este, como cualquier otro ejercicio de medición de preferencias pre-electorales NO es de ninguna manera una predicción de lo que pueda ocurrir entonces. Es simplemente lo que opina la gente al día del levantamiento de los cuestionarios.
  6. Los resultados son muy confiables, pues la muestra es demasiado grande (2800 cuestionarios efectivos) para ser un Estudio demoscópico municipal. Pero quisimos hacerlo así para que no haya tanto margen de error, además de saber las preferencias en cada Distrito de la capital. La vitrina metodológica en la gráfica correspondiente.

Fuente: Reto Diario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s